¿Qué haremos ahora para acoger al Señor que viene? ¿Cómo fortaleceremos nuestra esperanza y la esperanza de los demás?